Cada día brota una historia: “Otros niños robados”

El marxismo es la máxima forma de la patología mental—había sentenciado el coronel Antonio Vallejo Nájera, psiquiatra supremo en la España del generalísi­mo Francisco Franco.

Él había estudiado, en las cárceles, a las madres re­publicanas, y había comprobado que tenían instintos criminales.

Para defender la pureza de la raza ibérica, amena­zada por la degeneración marxista y la criminalidad materna, miles de niños recién nacidos o de muy corta edad, hijos de padres republicanos, fueron secuestra­dos y arrojados a los brazos de las familias devotas de la cruz y de la espada.

¿Quiénes fueron esos niños? ¿Quiénes son, tantos años después?

No se sabe.

La dictadura franquista inventó documentos falsos, que les borraron las huellas, y dictó orden de olvidar: robó los niños y robó la memoria.

(Eduardo Galeano, “Los hijos de los días”, pag. 63. Ed. Siglo XXI de España Editores, S.A. 2012)

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *