Feliz Navidad a Asociados y Amigos

DE CUAN GRACIOSA Y APACIBLE
ERA LA BELLEZA DE LA VIRGEN

¡Morena por el sol de la alegría,
mirada por la luz de la promesa,
jardín donde la sangre vuela y pesa;
inmaculada Tú, Virgen María!

¿Qué arroyo te ha enseñado la armonía
de tu paso sencillo, qué sorpresa
de vuelo arrepentido y nieve ilesa,
junta tus manos en el alba fría?

¿Qué viento turba el momento y lo conmueve?
Canta su gozo el alba desposada,
calma su angustia el mar, antiguo y bueno.

La Virgen, a mirarle no se atreve,
y el vuelo de su voz arrodillada
canta al Señor, que llora sobre el heno.

Luis Rosales

En la Natividad del Señor, mi felicitación con esta imagen de Andrea della Robbia y este soneto del poeta granadino, uno entre otros poemas que él dedica al Misterio del Dios nacido para nosotros. Me pareció oportuno unir la imagen y el poema por la placidez que encarnan ambos y habida cuenta de la necesidad de tal sosiego en la barahúnda de vocerío en que nos movemos, aquejados tantos por el dolor.
Que Jesús “ha nacido para todos” , y en las circunstancias que sabemos, quizás hiera los oídos prepotentes (?) de muchos, pero el hecho de la bondad del Padre Dios que nos entregó a su Hijo y la del hombre que lo recibe, representado en María, es ya una dicha y un gozo que nada ni nadie podrá arrebatarnos. Un abrazo.

Fr. Alfonso Ramírez Pedrajas

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a Feliz Navidad a Asociados y Amigos

  1. Ángel González Antúnez dijo:

    Estimados y queridos hermanos: Amor y Paz.
    He estado repasando los meses desde sep/13 para atrás y me he encontra-
    do con tantas bellas historias vividas y convividas con vosotros, hermanos.
    Pero hubo una que creo, que a lo mejor, nadie desea recordar, pués casi to-
    dos los cursos superiores con los postres de roscos, mantecados y otros
    postres, quitados de las bocas, íbamos juntando para efectuar lo que en
    el “mundo” exterior” se denominaba la fiesta de “final de año”. Esperamos
    a eso de las diez de la noche bajamos los “juntadores” de postres y los empe-
    zamos a degustar. Al rato llegaron los Padres, dándonos un broncazo de to-
    mo y lomo con su correspondientes castigos.
    El rato lo pasamos bien y alegres, pero luego vinieron los llantos.
    Iré recordando anécdotas, pocas a poco.
    Abrazos de vuestro hermano, Angelín de Sevilla.

  2. Ildefonso dijo:

    Gracias, amigo querido, por tu felicitación. Feliz Navidad y un Año Nuevo con Paz y Bien para toda nuestra familia capuchina. Un abrazo

  3. Manuel Poyato Jiménez dijo:

    Hermosa la imágen, hermoso el poema y hermosas tus palabras. Gracias, Alfonso, por haber cunjuntado todo ello en esta felicitación con la que nos regalas. ¡Que Dios te lo pague!. ¡Feliz Navidad a tí también!.
    Un Abrazo.

    Manolo “Zuheros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *