Témporas de Acción de Gracias y de Petición

Desde antiguo, y hasta la última reforma litúrgica, la Iglesia celebraba las «Cuatro Témporas», correspondientes a las cuatro estaciones del año, en tres días sucesivos. En la actualidad, las Témporas se celebran al menos el día 5 de octubre, y es aconsejable celebrarlas también en otros dos días de la misma semana. Son días de acción de gracias y de petición que la comunidad cristiana ofrece a Dios, de quien procede todo bien, terminadas las vacaciones y la recolección de las cosechas, al reemprender la actividad habitual. Son una ocasión que presenta la Iglesia para rogar a Dios por las necesidades de los hombres, principalmente por los frutos de la tierra y por el trabajo humano, dando gracias a Dios públicamente. Cuando las Témporas se celebras en tres días, el primero se centra en la acción de gracias, el segundo es un día penitencial, y el tercero se consagra a la petición por la actividad humana.

Oración: Señor Dios, Padre lleno de amor, que diste a nuestros padres de Israel una tierra buena y fértil, para que en ella encontraran descanso y bienestar, y, con el mismo amor, nos das a nosotros fuerza para dominar la creación y sacar de ella nuestro progreso y nuestro sustento, al darte gracias por todas tus maravillas, te pedimos que tu luz nos haga descubrir siempre que has sido tú, y no nuestro poder, quien nos ha dado fuerza para crear las riquezas de la tierra. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado en Santoral Franciscano | Deja un comentario

Festividad de San Francisco de Asís

 

Nació en Asís (Italia) hacia 1182, hijo de un rico mercader de telas. De joven ayudó a su padre en el comercio y fue el rey de la juventud. Participó en la guerra de su ciudad contra Perusa; la cárcel que sufrió y la enfermedad que contrajo le iniciaron en un nuevo camino, por el que Dios lo fue conduciendo hasta su plena conversión. Renunció a su herencia, abrazó la vida evangélica, se desposó con Dama Pobreza, atendió a pobres y a leprosos. Se le unieron compañeros con los que se presentó al Papa: Inocencio III aprobó su forma de vida, que consistía en seguir las huellas de Cristo que adora al Padre, ama todo y a todos, predica incansablemente la penitencia y conversión. Junto con santa Clara fundó la Segunda Orden, la de las Clarisas, y a los seglares les dio directrices para vivir el Evangelio en su estado y condición, la Tercera Orden. En 1223, Honorio III aprobó su Regla definitiva. En septiembre de 1224, sobre el monte Alverna, las Llagas de Cristo quedaron impresas en el cuerpo de Francisco, quien murió en la Porciúncula al atardecer del 3 de octubre de 1226. Gregorio IX lo canonizó en Asís el 16 de julio de 1228.

Oración: Dios todopoderoso, que otorgaste a nuestro Padre san Francisco la gracia de asemejarse a Cristo por la humildad y la pobreza, concédenos caminar tras sus huellas, para que podamos seguir a tu Hijo y entregarnos a ti con amor jubiloso. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado en Santoral Franciscano | Deja un comentario

Homenaje al P. José Antonio Márquez en su 90 cumpleaños

Imágenes del homenaje celebrado en el Convento de PP. Capuchinos de Sevilla el pasado 16 de Septiembre del año en curso, en honor del P. José Antonio Márquez en su 90 cumpleaños.

 

 

Publicado en Florecillas | Deja un comentario

P. José Antonio Márquez, ¡feliz 90 cumpleaños!

ASOCIACIÓN FRANCISCO DE ASÍS DE LOS ANTIGUOS ALUMNOS DEL SEMINARIO SERÁFICO DE LOS HH.MM. CAPUCHINOS DE ANDALUCÍA

16 de septiembre de 2022

Querido y admirado hermano José Antonio: Paz y Bien.

Por motivos laborales me ha sido imposible asistir a la celebración de sus noventa cumpleaños, como hubiese sido mi agrado y compartir esos momentos de alegría y de hermandad.

Quisiera transmitirle en nombre de la Asociación de Antiguos Alumnos Capuchinos de Antequera, nuestras más sinceras felicitaciones por su noventa cumpleaños y al mismo tiempo, agradecer al Señor que nos haya permitido tenerle con nosotros para realizar la magnífica labor humanitaria y cristiana en pro de los más necesitados, no solo en Andalucía, sino también su dedicación y afán de mejorar la calidad de vida de las personas en la misión de Guatemala. Toda una vida dedicada al servicio de las personas más frágiles.

Los antiguos alumnos de Antequera, nos sentimos muy orgullosos de tenerle entre nosotros, y también nos sentimos muy orgullosos de formar parte de esa gran familia de los Hermanos Menores Capuchinos, siempre enseñándonos, siempre dándonos ejemplo de fe cristiana, según las enseñanzas de nuestro padre San Francisco de Asís, para gloria de Dios.

Su constancia, trabajo, honestidad y compromiso con las personas más vulnerables, es para nosotros un ejemplo de vida cristiana que no nos pasa desapercibida.

Muchas gracias, Padre José Antonio por su dedicación y entrega desinteresada haciendo el bien, y gracias por ese testimonio de vida cristiana que nos da la luz para iluminar el camino que debemos seguir. Su legado no ha caído sobre las piedras, sino que cayó en tierra fértil y está dando sus frutos.

Los antiguos alumnos del Seminario Seráfico de Antequera, le desean de todo corazón, un feliz noventa cumpleaños.

Un fuerte abrazo.

Antonio Sancho Pedreño.Hno. Presidente.

Publicado en Noticias | 1 comentario

Ha fallecido Antonio González Montesinos

Os comunicamos el fallecimiento de nuestro compañero Antonio González Montesinos, el pasado martes, 16 de agosto.

Estuvo en el Seminario entre los años 1957 y 1960. Actualmente residía en Zaragoza.

Antonio González  Montesinos era un asiduo a los encuentros de antiguos alumnos. Le echaremos en falta.

Os pedimos una oración por el eterno descanso de su alma.

 

Publicado en Obituario | 1 comentario

Canonización de Santa Clara

Santa Clara murió el 11 de agosto de 1253 en el monasterio San Damián, extramuros de Asís, y era tal su fama de santidad que el papa Inocencio IV, que presidió los funerales acompañado de su corte, dijo que, en aquella celebración, se le debía rezar el oficio de las santas vírgenes y no el de difuntos, como si quisiera canonizarla aún antes de que su cuerpo fuera entregado a la sepultura.

Con toda pompa fue enterrada en la iglesia de San Jorge, dentro de las murallas de la ciudad, donde antes había sido enterrado también el cuerpo de san Francisco. Dos años después, terminado el proceso canónico en el que se probaron las virtudes heroicas de Clara y los muchos milagros que Dios había realizado por su medio, el papa Alejandro IV la canonizó solemnemente el 15 de agosto de 1255 en la catedral de Anagni.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

¿Conseguirá el papa Francisco la reforma del Opus Dei?

La Obra ocupó los más altos espacios de poder en la Curia romana con Juan Pablo II y Benedicto XVI; está por ver si la decisión del nuevo Papa consigue reformar esta institución católica.

Durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI la Iglesia católica vivió una larga etapa de “secuestro” por parte del Opus Dei, que ocupó los más altos espacios de poder en la Curia romana, en el episcopado mundial, en colegios católicos, en su mayoría de élite, en universidades y centros teológicos donde se imparte una teología preconciliar, en numerosas parroquias del orbe católico con el fomento de las devociones marianas y la práctica sacramental, ambas con frecuencia ajenas a la realidad social de las personas y los grupos sociales empobrecidos.

Juan Pablo II entregó la llave de la comunicación del Vaticano con plenos poderes a Joaquín Navarro Valls, miembro numerario del Opus Dei, quien decidía la participación o el rechazo de los medios de comunicación en las ruedas de prensa y en los viajes del Papa en función de la afinidad o la actitud crítica con la ideología papal. Influencia especial tuvo el Opus Dei en la Congregación para la Doctrina de la Fe durante la presidencia del cardenal Ratzinger a través de las numerosas denuncias, tramitadas con gran celeridad, de teólogas y teólogos sospechosos de heterodoxia, sometidos a procesos sumarios que solían terminar en expulsión de la docencia de los centros teológicos donde enseñaban y en censura de sus libros. Cabe recordar a este respecto que el cardenal Ratzinger fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Navarra del Opus Dei en 1988.

Dada su ideología política y teológicamente conservadora, congelada en la época de la redacción del libro Camino (1939), jugó un papel fundamental en el proceso neoconservador y restauracionista de la Iglesia católica, en el rechazo al Concilio Vaticano II y en el retorno al cristianismo preconciliar. Al tratarse de una organización extendida por todo el mundo, se convirtió en pieza clave para la expansión de la estrategia de Juan Pablo II y Benedicto XVI en toda la Iglesia. Al estar encaramado en las más altas esferas del poder económico desde unos planteamientos neoliberales, el Opus contribuyó con pingües sumas de dinero a sufragar la economía del Vaticano.

Juan Pablo II premió al Opus Dei por los excelentes servicios prestados al Vaticano con el reconocimiento de prelatura personal, la única en el orbe católico, con plena autonomía, la promoción de su prelado al rango de obispo, entrando a formar parte de la estructura jerárquica de la Iglesia católica, y la beatificación y canonización exprés del fundador, Escrivá de Balaguer, en 2002,  solo 27 años después de su fallecimiento.

El papa Francisco firmó en junio pasado la Carta Apostólica Ad Charisma tuendum por la que desapropia al Opus Dei de los privilegios que le había concedido Juan Pablo II y lleva a cabo transformaciones de gran calado, que van más allá de lo organizativo y algunos han calificado de degradación en toda la regla. Le retira la excepcionalidad jurídica en la que se encontraba —prelatura con jurisdicción propia—, le coloca bajo la dependencia del Dicasterio del Clero y excluye al prelado del orden episcopal, decisiones ambas que excluyen a la Obra de la estructura jerárquica de la Iglesia católica.

Le pide que adapte los Estatutos al nuevo estatus eclesiástico, le exige presentar un informe anual sobre el estado del Opus y del desarrollo de su labor apostólica, memoria anual de sus actividades y considera que la nueva forma de gobierno se basa más el carisma de la Obra que en la autoridad episcopal. ¡Un golpe de timón en toda regla!

Yo me pregunto: ¿conseguirá el papa Francisco la profunda y necesaria reforma del Opus formulada en la Carta Apostólica o se verá neutralizada por la propia Obra y quedará en un simple revoque de fachada? No puedo menos que expresar mi escepticismo al respecto dada la presencia de Opus en la mayoría del orbe católico, teniendo numerosos episcopados bajo su poder, contando con la arrolladora influencia en el ámbito parroquial y con el control de una amplia red de colegios, universidades y centros teológicos.

Juan José Tamayo es teólogo de la liberación. Su último libro es La compasión en un mundo injusto (Editorial Fragmenta, 2021).

Artículo publicado en “El País“, 09/Agosto/2022.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

XV Encuentro de Antiguos Alumnos Seminario Seráfico

XV ENCUENTRO (2022)

Dando cumplimiento a la decisión de la Asamblea General celebrada el pasado mes de octubre en la ciudad de Córdoba, el próximo encuentro está previsto celebrarse en la ciudad de Antequera, el sábado, día 8 de octubre de 2022.

PROGRAMA.

SÁBADO, DÍA 8 DE OCTUBRE DE 2022
10:00 h. Encuentro en el Convento de Capuchinos de Antequera.
10:30 h. Asamblea General:

Saludo de bienvenida por el Padre Superior del Convento.
Intervención del Presidente de la Asociación.
Informe de Tesorería
Designación del próximo Encuentro.
Ruegos y preguntas.
Intervención de Fray Diego Díaz Guerrero, Director Espiritual.

11:30 h. LA HUELLA DE LOS PADRES CAPUCHINOS EN TU VIDA.
Fray Rafael Pozo Bascón.
12:00 h. Ciclo “San Francisco de Asís en nuestros días”.

Conferencia: “Paz y Bien. La Fundación Tau”.
Profesor: Fray Rafael Pozo Bascón.

13:00 h. Celebración de la Eucaristía.
14:30 h. Almuerzo en Hotel Antequera Hills

HOTEL ANTEQUERA HILLS
Menú
A compartir (4 pax)
Surtido de embutidos y quesos de la tierra
Porra antequerana
Huevos rotos con langostinos y gulas
Plato principal (individual a elegir)
Presa ibérica confitada en aceite de trufa negra y verduras de invierno
ó
Lubina a la espalda con parmentier de patata y juliana de verdura
Postre:
Bienmesabe
Café
Bebidas
Agua
Refrescos
Cerveza
Bodega de la casa

Precio por persona 37´00 euros
Precio del acompañante 18´50 euros

NOTA INFORMATIVA.
El abono de las comidas, deberá hacerse efectivo en La Caixa, número de cuenta      ES33 2100 8694 6123 0003 2239 a nombre de Asociación Antiguos Alumnos Capuchinos de Andalucía.
Se ruega, indicar el nombre del antiguo alumno y número de comensales. Agradecería que hicieran los ingresos a la mayor brevedad, ya que debemos adelantar un depósito y concertar el número de comensales.
Por favor, comunicad al correo electrónico asancho@dipucadiz.es o bien al teléfono móvil 646 95 17 30, el plato principal elegido, según el menú indicado, a fin de agilizar el servicio. Al mismo tiempo, rogamos nos comuniquéis si alguien lleva alguna dieta especial.
La fecha límite de inscripción es el viernes, día 30 de septiembre.
Por indicación del restaurante donde se celebrará el almuerzo, se informa que posterior a esta fecha, no se podrá incluir a ningún comensal más. Es por lo que os rogamos no esperar al último día para confirmar la asistencia.
Muchas gracias.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Fallece la esposa de Juan Bautista Díaz Cobos

Queridos amigos y compañeros:

Tenemos el sentimiento de comunicar que el 4 de julio ha fallecido Maripaz, esposa de nuestro compañero Juan Bautista Díaz Cobos de Barcelona. Aunque toda su vida laboral transcurrió en Barcelona, como enfermera de Oncología y otros servicios sanitarios, el pasado día 1º de este mes pidió la trasladasen en ambulancia a su Avilés natal (Asturias) en donde ha fallecido muy cristianamente.

Rogamos a todos una oración por su alma. Descanse en la paz del Señor

Alfonso Jiménez.

Publicado en Obituario | Deja un comentario

Ideales de Jesús de Nazaret

Hoy, leyendo el evangelio de San Juan, mi espíritu se ha llenado de alegría y satisfacción  espiritual: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no camina en tinieblas, sino que  tendrá la luz de la vida” (Jn 8, 12), les decía Jesús  a aquellos  endemoniados fariseos. La luz nos hace ver muchas cosas feas dentro de nosotros que no  queremos  ver: vicios, soberbia, nuestro espíritu mundano…, algo que nos ciega y,  lógicamente, nos aleja de la luz  de Jesús.

La lectura cotidiana de los  evangelios – lo digo con la mayor honestidad y sinceridad posibles –  me da la suficiente luz para seguir, días tras día, el camino que nos trazó el “Divino  Maestro” de Nazaret.  Y eso no lo hace ninguna  palabra humana, sino la de Jesús, venida desde  lo más alto. Hoy precisamente – de manera especial en nuestra “querida” España -, donde por indolencia nos dejamos arrastrar por un progresismo rabiosamente laicista, cuya indisimulada aspiración no es otra que marginar cualquier signo cristiano que se manifieste públicamente.

Creo que no hay un momento más idóneo para hablar de los “Ideales de Jesús de Nazaret”, como el de Semana Santa – tan hipócritamente vivida en nuestro propio país – porque,  teológicamente  analizado, Jesús es la Vida y la Resurrección, ya que con su amor crucificado venció  la muerte. En Jesús, Dios nos da la vida eterna, la da a todos, y gracias a Él todos tenemos la esperanza de una  vida  más auténtica que ésta. “La vida que Dios nos prepara – afirma el Papa Francisco – no es un sencillo embellecimiento de la vida actual: ella supera nuestra imaginación, porque Dios  nos  sorprende  continuamente con su amor y con su misericordia” (cfr. “Evangelio 2022”, pág. 123).

Jesús, nuestro “Hermano Mayor”, es el único  mediador entre  nosotros y Dios. Por eso los creyentes cristianos mantenemos la mirada fija en Jesús porque la fe nos viene de Él. El Evangelio de los apóstoles sobre Jesús de Nazaret  y de lo que había acontecido en la  Pascua, escribe el teólogo  Paul M. van Buren (1924 – 1998),  fue proclamado como la noticia de un acontecimiento que valía la pena fuera escuchada por todos los  hombres (cfr. “El significado secular del Evangelio”, pág. 167). Y no olvides, estimado lector, que la fe cristiana requiere un mínimo de  conocimiento de los relatos de los Evangelios. He aquí, pues, el fundamento histórico y ontológico de mi diaria lectura del Nuevo Testamento.

Como creyente, estoy totalmente  convencido de que signifique “Dios” lo que signifique – como la meta de la existencia humana, como la verdad  sobre  el hombre y el mundo, o la clave para el sentido de la vida – debe encontrarse en Jesús, que es “el Camino, la Verdad y  la Vida. Nadie  va al  Padre sino por mí”  (Jn 14, 6). Porque, a la verdad, no tenemos idea alguna de qué es lo que confirma o contradice la aseveración de que quien ha visto a Jesús ha visto al Padre. Si no conocemos de antemano la palabra “Padre”, ¿cómo podremos demostrar, verificar o refutar esta pretensión?. El Nuevo Testamento y el Evangelio de Juan especialmente, insisten, además, en que aparte de Jesús, sólo podemos  tener falsas concepciones de “Dios” (cfr. Mt 11,2; Lc 10, 22; 1Cor 1,21; Jn 1, 18; 8,19; 17, 25). Y a la inversa, “con” Jesús, uno no tiene necesidad de buscar una concepción de Dios, idea ya defendida por  Martín  Lutero ( 1483 – 1546).

Jesús de Nazaret  fue un hombre libre en su propia vida, que atrajo a seguidores y produjo enemigos según la dinámica de su personalidad y de una forma comparable al efecto que otras  personas liberadas en la historia sobre los hombres a su alrededor. Murió como resultado de la amenaza que semejante hombre libre plantea a los hombres inseguros y encadenados. A causa de la nueva perspectiva en que los discípulos le vieron y a causa de lo que les había acontecido, la Historia tenía que incluir el acontecimiento de la Pascua, que hemos recordado en estos días de Abril. Al narrar la historia de Jesús de Nazaret, por lo tanto, la relataron como la historia  del   hombre libre que había hechos libres. Esta fue la historia como el Evangelio para todos  los  hombres.

Ahora bien, todo ser racional tiene ineludiblemente  sus correspondientes ideales, los cuales no son más que proyectos intelectuales que le llevan a realizar  sus acciones humanas. Jesús de Nazaret nos dejó bien definidos  cuáles fueron  sus principales ideas: el Amor y la Misericordia. El único hombre del que se pudo decir “pasó por este mundo haciendo el bien. Una brevísima reflexión nos hace decir que frente a la violencia tan profunda de nuestro mundo, hoy  es más necesario que nunca el amor fraterno: que nos sintamos hermanos, hijos de un Padre común como leemos en la liturgia del Jueves Santo. El evangelista Juan nos define a Dios como “amor” (1Jn 4, 16), y Jesús murió por amor. Y, ¿qué rasgos definen ese amor? Está, sin la menor  duda, más cerca de las obras que de las palabras; no impone nada al otro, sino que escucha y dialoga con él; respeta  al otro, valora su dignidad, y no lo utiliza nunca en  su propio  beneficio; es servicio; y -¡cómo no! – es auténtico sacrificio por el otro para lograr su plenitud. Ese es el amor que llevó a Cristo a la cruz.

El “Discípulo amado! – Juan – nos dirá: “Hijuelos míos, no amemos de palabra y con lengua, sino con obra y de verdad” (1Jn 3, 16). En la mente de todo cristiano está bien fijo que Jesús de Nazaret hizo opción por los pobres y fue consecuente con su amor por ellos, cuando podía haber optado por los poderosos, vivir bien y olvidarse del  clamor de los débiles; entonces no hubiera  tenido  problemas. Se hizo pobre, y asumió la  causa de los  pobres, y por eso su vida fue puesta siempre  en entredicho, hasta  que acabaron con ella (cfr. IDEAL, 14/04/22).

Es cierto: la vida, en su continuo devenir, nos depara muchas ironías, tantas que algunas nos cambian de mentalidad en el decir y en el obrar. Todos sabemos perfectamente que la vida  a  veces nos hiere y nos aleja de Dios, pero Jesús nos explica las Escrituras  (Lc 24, 15) y vuelve a  encender en nuestros corazones el calor de la fe y de la esperanza: ¡sublimes ideales del  Divino Maestro!. En una de sus últimas alocuciones  a los fieles, les decía el Papa Francisco: “Cuando vemos a una  persona  generosa y servicial, mansa, paciente, que no es envidiosa, que no parlotea, que no se jacta, que no se hincha de orgullo, que no falta al respeto, en definitiva, que ama, esta persona construye el  cielo en la tierra” . Esos fueron precisamente los ideales de Jesús: Amar, servir a los demás y hacer el bien. Su recompensa: ser entregado a la terrible y escandalosa  muerte de la cruz por las autoridades  civiles y religiosas. ¡Cuántas  ironías – aunque nos cueste admitirlas –  nos ofrece la  existencia  humana!.

Alfredo  Arrebola

Villanueva  Mesía –  Granada, Abril de 2022.

(proporcionado por José Fernández Morenilla)

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario