Mis vivencias del VII Encuentro en Antequera

Aunque ha aparecido ya en el Blog una crónica del VII Encuentro, desearía aportar una visión de mis vivencias acerca del mismo.  Ante todo destacar el clima de fraternidad y  compañerismo que se respiró por doquier y la entrega y cariño que tanto compañeros como familiares  han puesto para que todo resulte perfecto en la celebración de unas jornadas festivas presididas por los recuerdos y vivencias de nuestro pasado seráfico junto a nuestro presente actual y cotidiano.

Lamentar la ausencia de diversos compañeros que por diversas circunstancias familiares y personales no han podido asistir en esta ocasión como Miguel Tomás, Antonio Abril Murciano, Rafael Castellano, José Mª  Sarmiento, nuestro querido Padre Eulogio, entre otros. Seguro que todos ellos tuvieron puesta la mente y el corazón en el Encuentro.

Mi andadura personal hacia el VII Encuentro la inicié el pasado día 26 de Septiembre cuando a las 12.30 de la mañana puse rumbo a Atarfe (Granada), a casa de mi hermana Toñi. El viernes, día 27, llegamos a Antequera, pasando a visitar al Padre Carlos de Ronda que nos hizo gozar de su hospitalidad, y disfrutar de sus admirables dotes de buen conversador con el gracejo andaluz que le caracteriza. Charlamos de mil y una cosas, recordamos anécdotas y vivencias pasadas  y echamos mucho de menos a nuestro querido Padre Juventino pues su aura sigue impregnando todos y cada uno de los rincones de la casa.

Una vez instalados en el Hotel Antequera Golf, saludamos a los compañeros que se hospedaban en el mismo: Antonio García Rubio y Ana, a los que no veía desde Sanlúcar de Bda, a Baldo y Marian, a Antonio Granados, Gabriel Durán, etc. El hall del hotel se llenó de abrazos, risas y una desbordada alegría. Más tarde se nos unieron la esposa de Gabriel, Juan Antonio Perea y su esposa y nos encaminamos al antiguo Mercado de Abastos, transformado en restaurante, donde, degustando las bebidas y tapas típicas del local, tuvimos una animada charla que nos hizo pasar una velada inolvidable.

El día 28, día del Encuentro, nos congregó a todos en el antiguo Seminario Seráfico. Nos acreditamos como asistentes al Encuentro y en el patio de los pequeños se repitieron los abrazos y parabienes a medida que íbamos encontrando a compañeros como Ildefonso, Felipe Granados, Pepe Acedo, Manolo Poyatos, José Morenilla, Antonio Galván, Fray Alfonso Ramírez Pedrajas, fray Juan Jesús Linares, Guardián del Convento, Pepe López y esposa, etc. y a tantos compañeros que no recuerdo ahora mismo sus nombres.DSC03438 (FILEminimizer)

Ya me encontraba muy contento y animado, pero al  reencontrarme por primera vez después de 50 años con compañeros de curso como Raimundo Suárez Mora, Juan José Valverde León, alias  “Sanguagüe”, José Antonio Fernández López, alias “el Mega”, me sentí el más feliz de la tierra. Les agradezco profundamente el haber querido pasar esta jornada entre nosotros y el cariño y la motivación que les animaron a asistir. Raimundo tuvo que marcharse pronto, pero el abrazo en el que nos fundimos ya lo dice todo.

Ya en el refectorio se inicia la Asamblea  con unas palabras de bienvenida del Guardián del _DSC5891 A (FILEminimizer)Convento, Fray Juan Jesús, tomando la palabra  a continuación Antonio Sancho como Presidente de la Asociación que, además de agradecer nuestra presencia, da cuenta del estado de la Asociación en el último año; momentos después Baldo Maya nos exhorta y anima a la colaboración en el blog y expone el proyecto de “colgar” en el blog una base de datos con nuestros datos básicos y fotografías que nos identifiquen para consulta 1.1 (28) (FILEminimizer)restringida de los asociados. A continuación, Gabriel Durán, en nombre de la Asociación, entrega un cheque obsequio al P. Guardián del Convento de Antequera. Antonio Sancho  invita a los asistentes al uso de la palabra para ruegos, preguntas, … momento que aprovecho para dedicar un homenaje y recuerdo cariñoso al Padre Juventino, viéndose refrendado con un fuerte aplauso de los asistentes a su memoria.  Culminó la asamblea imponiendo las insignias de la Asociación a los nuevos compañeros que durante este último año se han dado de alta.

Con posterioridad nos dirigimos al templo-conventual, donde el P. Diego de DSC03458Guájar nos dirige unas palabras de presentación e introducción a la exposición sobre la “Historia del Seminario Seráfico de Antequera” a cargo de nuestro querido compañero Ildefonso de Córdoba. Su magnífica exposición analiza, en un recorrido histórico, los orígenes del Seminario desde 1905 hasta su clausura y cierre en el 1975. Desde su primer Director y Claustro de Profesores hasta el último; desde el primer seminarista conocido hasta el último de la larga lista, más de 1500 en total. Qué provincias yDSC03459 (FILEminimizer) poblaciones aportaron más personal al Seminario, resultando ser Granada, y en concreto Cogollos Vega  la que más aportaciones realizó, por el contrario Almería la que menos. Relató las titulaciones académicas alcanzadas por nuestros profesores y la Universidad que se las había otorgado. A qué tipo de actividades profesionales se habían o estaban dedicando preferentemente todos los que habían pasado por el Seminario, resaltando entre algunas de ellas la del compañero Lorenzo Palomo de Ciudad Real como compositor y Director de la Orquesta Sinfónica de Berlín además de sus colaboraciones con otras orquestas e instituciones públicas y privadas, Paco Corpas que trabaja en el Palacio Real  desde el Patrimonio Nacional y que ha viajado por medio mundo en misiones de paz, Antonio Sancho como Jefe de Protocolo de la Diputación de Cádiz, etc.

Pero lo que me llenó de  admiración fue que Ildefonso haya construido esta ponencia sin apenas fuentes a las que consultar, valiéndose exclusivamente del Libro-Registro de Alumnos y de los datos conservados en su gran memoria, siendo capaz de deleitarnos con su impecable y magnífica exposición fruto, sin duda, del enorme cariño que pone en todas sus aportaciones y, más aún, cuando se trata del Seminario.

A continuación, Fr. Juan Jesús Linares, nos describió el proceso y detalles de la excelenteDSC03461 (FILEminimizer) Exposición sobre el IV Centenario de la Fundación del Convento de Antequera que se hallaba desplegada en el interior del templo. Aprovechando la ocasión del Encuentro se exhibieron en el patio de los pequeños unos paneles que mostraban en un recorrido fotográfico las “andanzas” de los años que por el Seminario pasaron durante los años 50 a los 70.

La comida de hermandad se celebró en el restaurante “El Moral”. Allí pudimos agruparnos con los más allegados.

A las 7 de la tarde se celebró un concierto en la iglesia de Capuchinos que estuvo a cargo del cuarteto de cuerda “Manuel de Falla” de Cádiz, contratado para tal efecto. Entre1.1 (111) (FILEminimizer) otras obras, interpretaron algunas composiciones del Padre Agustín de Antequera. Al terminar el concierto celebramos la Eucaristía como símbolo de la unidad fraternal del Encuentro, se hizo un recordatorio en memoria del Padre Juventino y participamos a lo largo de la celebración con motetes que nos hicieron revivir antiguas destrezas musicales, sabiamente dirigidos por la maestría y buen hacer de Felipe Granados. Nos sorprendió Pepe López, en éste si pervive la destreza, que cantó “a capella” el poema de Santa Teresa de Jesús “Veante mis ojos dulce Jesús bueno”.

El Domingo  nos desplazamos en autobús para visitar los dólmenes de Menga, Viera yDSC03480 (FILEminimizer) El Romeral. Antes de iniciar la visita, visionamos un documental en el que se exponía con todo lujo de detalles cómo y por qué se construyeron en aquel emplazamiento. Nuestra guía Paqui, bella chica, desempeñó perfectamente su función informativo-formativa y con gran amabilidad y profesionalidad contestó a todas nuestras preguntas y consultas. Durante la visita  a los dólmenes se nos unió al grupo Juan Manuel DSC03488 (FILEminimizer)Ayala de Mérida, excelente compañero, magnífico pintor y dibujante que pudimos abrazar después de un montón de años sin verlo. Su presencia entre nosotros minimizó la pertinaz lluvia que nos acompañó durante toda la mañana del domingo.

De regreso al Convento, al pasar junto al Convento de las Carmelitas Descalzas, descendimos del autobús el Padre Buenaventura de Sevilla, Antonio Sancho, Gabriel Durán  y yo para visitar el columbario donde reposan las cenizas del Padre Juventino. Fuimos tratados por las religiosas con un gran afecto y cariño y tuvimos la oportunidad de conversar brevemente con el P. Carlos, que se disponía a celebrar la Eucaristía.

De vuelta al Convento capuchino, Fray Alfonso Ramírez Pedrajas nos enseñó el estado actual de las antiguas dependencias del Seminario tales como la Capilla antigua, los aseos, dormitorios, etc.  Posteriormente, en el refectorio, celebramos la última comida de1.1 (167) (FILEminimizer) hermandad y, al término de la misma, la mayoría de los compañeros nos despedimos para iniciar el regreso a nuestros lugares de procedencia. Es el momento más triste después de unas jornadas plenas de gozo y alegría.

El lunes día 30, mi esposa y yo, estuvimos en Granada con Miguel Tomás visitando la Catedral y sus alrededores, Zacatín, Bib-Rambla, Pasiegas, etc., comimos en su casa y, más tarde fuimos a casa de Antonio Abril Murciano que nos invitó a café, dirigiéndonos posteriormente al Albaicín por la antigua carretera de Murcia. Desde el mirador de San Cristóbal  divisamos una magnífica panorámica de la ciudad de Granada. Surcamos las intrincadas callejuelas del Albaicín en dirección al mirador de San Nicolás  entre sonidos de zambra gitana, músicos callejeros y el inconfundible aroma de jazmines hasta llegar a toparnos con una bellísima panorámica de La Alhambra. Después, en la Plaza de Toros, en una de sus famosas tascas, degustamos unas tapitas típicas. Al día siguiente dimos por concluido nuestro VII Encuentro regresando a nuestros lares en Albacete.

Nuestro agradecimiento a nuestras esposas que tan gentilmente nos acompañan y ponen ese toque de feminidad, elegancia y belleza. A toda la comunidad conventual  del Convento de Antequera por su exquisita atención y celo para que nos sintiéramos como en casa. A Juan Antonio Perea y Gabriel Durán por su esfuerzo y trabajo para que todo saliese bien. A Antonio Sancho que teniendo que viajar a Asturias al día siguiente estuvo “dando el callo” como siempre. ¡Hasta el año que viene en Córdoba!

José Manuel Chacón Mora de Níjar.

Esta entrada fue publicada en Encuentros. Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Mis vivencias del VII Encuentro en Antequera

  1. manuel Poyato Jiménez dijo:

    Comparto, José Manuel, la opinión de Ildefonso. Has descrito, perfectamente, lo que fue nuestro VII encuentro en Antequera. En el blog queda plasmado todo lo que aconteció. Nos has hecho a todos un gran favor. Los que tuvimos la suerte de asistir este año, cada vez que queramos recordarlo, no tenemos más que volver a leerte. Los que, por cualquier circunstancia no asistieron, podrán recrearse comprobando lo bien que lo pasamos y ello, sin duda, contribuirá a que nazcan o aumenten sus ganas de asistir a los próximos. Gracias por tu artículo.

  2. Ángel González Antúnez dijo:

    Mis queridos hermanos en el Señor: AMOR Y PAZ.
    Hoy día 17, al finalizar el mismo me he introducido en los papeleos de la Asocia-
    ción en su VII Encuentro, dónde he podido comprobar que todos hemos cambia-
    do de fisonomía y, por supuesto, todos irreconocibles.
    Me ha dado mucha alegría que haya reinado la concordia y la hermandad como
    debe ser entre hermanos, que Dios ha creado.
    Yo, Angelín de Sevilla, estando enclaustrado en mi vivienda del Convento franciscano de Palos de la Frontera, en su Rábida, por males de mi esposa y otras circunstancias , no puedo obtener la libertad adecuada de movimientos apetecidos.
    Me he enterado de que el P. Buenaventura está “vivito y coleando” y desde aquí le
    mando un fuerte abrazo. También me ha alegrado el buen estado de nuestro comedor, cuya fotografía está tomada desde la puerta que da a la cocina (por lo menos antiguamente), dónde yo tenía mi asiento de comida.
    Hubiera deseado estar presente, pero mis obligaciones familiares me son adversas.
    De todos modos, me he alegrado mucho de que todo haya salido muy bien, y otro año Dios dirá.
    Hablaré con Rafael de Puente Genil, cuando lo vea, sobre varios asuntos, que escribo de Teología, para hacéroslas llegar por donde sea.
    Agradezco a Dios y a vosotros por estas satisfacciones recibidas en el día de hoy.
    Recibid un fuerte abrazo de vuestro hermano, que os desea todo el Amor y la Paz del mundo.
    Angelín.

    • JUAN LUIS TORRES BARRERA (JUAN LUIS DE ALCOLEA) dijo:

      AMIGO Y COMPAÑERO ANGELIN,NO SE SI TE ACORDARÁS QUE COINCIDIMOS EN SEVILLA EN LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE NUESTRO QUERIDO COMPAÑERO POZO Y COMO HACIA TANTO TIEMPO QUE NO NOS VEIAMOS,NOS TUVO QUE DAR A CONOCER NUEVAMENTE,PUES LOS AÑOS NOS CAMBIAN,COMO ES NATURAL.APROVECHO PARA ENVIARTE MIS TELEFONOS Y DESEARTE QUE TUS PROBLEMAS TENGAN PRONTA SOLUCION Y NOS VEAMOS EN CORDOBA EL PROXIMO ENCUENTRO.UN ABRAZO. TFNO FIJO 954762904 MOVIL 65766822345723

  3. Ildefonso dijo:

    Nuestro amigo Chacón ha hecho un relato tan detallado de sus vivencias que, incluso los que no pudieron asistir pueden hacerse una idea completa y acertada de lo que ha sido nuestro Encuentro antequerano. Enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *