El deporte en el Seminario

Si os soy sincero, este artículo llevo pensándolo desde hace mucho tiempo, pero lo mismo que me animaba para enviarlo al blog, al tiempo me desanimaba. Al final me he decidido a hacerlo  porque creo que el contenido de este escrito revivirá la nostalgia en muchos compañeros y se alegrarán con su lectura.

Todos mis escritos enviados a nuestro querido blog se han caracterizado y definido por ser un recordatorio de nuestra estancia en el Seminario Seráfico de Antequera pues soy un fiel valedor del lema de nuestra Asociación: ” Recordar es volver a vivir”. También me anima a hacerlo el que algún compañero me haya comentado que le agrada leer mis escritos ya que le hace recordar muchas vivencias pasadas.

En mi intervención en el primer Encuentro al que asistí (Sanlúcar de Barrameda), comenté que la educación y la formación académica que recibimos en el Seminario no tenía nada que envidiar a ninguna otra de su tiempo porque era una de las más avanzadas. Nuestro Claustro de Profesores era un profesorado preparado, competente y vocacional.

juego3 001Para que nuestra educación y formación fuese integral, nuestros rectores recordaron la cita latina de “Mens sana in corpore sano” (“Sátiras” de Juvenal ), y con buen criterio decidieron que la práctica del deporte sería un buen complemento para nuestro desarrollo y educación integral. No recuerdo la periodicidad semanal, pero sí teníamos clases de Educación Física (Gimnasia), en el patio de los pequeños y en el de los mayores. No recuerdo el nombre de todos los profesores aunque sí el de D. Joaquín Jiménez Hidalgo. En cierta ocasión fuimos a la Plaza de Toros de Antequera a ejecutar una tabla completa de ejercicios gimnásticos. Siento no acordarme el motivo de este acto.PLAZA TOROS71

Los Jueves/tarde era el día dedicado al descanso académico y, como tal, aprovechado para los paseos y para la práctica del fútbol. Muchas veces vestíamos nuestras mejores galas e íbamos de paseo por la ciudad monumental de Antequera visitando alguno de sus monumentos: Iglesia de S. Sebastián, Cuevas de Menga, Viera,etc. Cerca de los finales de curso hacíamos excursiones al Torcal, al río Genil en Benamejí (Córdoba), Peña de los Enamorados y Pantano de  El Chorro de los Gaitanes, etc.CHORRO 24

Otras veces los paseos eran al río Guadalhorce por la carretera de Sevilla, a La Cañada por un camino que bordeaba la montaña que hay enfrente del Seminario, a la Fuente de la Villa en la falda del Torcal, a las antiguas ruinas romanas de Singilia (donde cada cual dejaba volar su imaginación buscando restos de cerámica de vasijas, trozos de mármol, etc). En el Museo de Antequera hay una tumba romana que fue hallada cerca de esta antigua ciudad y el famoso Efebo de Antequera (estatua de un muchacho). También recuerdo que por la carretera de Córdoba se llegaba a un Colegio que le decían “Aguirre”; no recuerdo a qué congregación pertenecía. Creo que eran los Salesianos. También fuimos de paseo alguna vez. No quiero que se me olvide el hacer mención a Fray Casimiro que siempre nos acompañaba en los paseos como también la bolsa con el trozo de pan y chocolate que era nuestra merienda y que nos reconfortaba después de la caminata.

Cuando tocaba partido de fútbol nos desplazábamos al Campo de Fútbol de “El Maulí”, donde jugaba sus partidos  el Antequerano de 3ª División. Nada más llegar, los pequeños ocupaban medio campo y los medianos el otro medio. Después de que éstos jugasen, los mayores lo hacían ocupando todo el terreno de juego. Era gracioso ver a los pequeños correr todos detrás del balón y el que podía le daba una patada cuando éste pasaba por su lado. En los medianos ya había más nivel y se apreciaba otro trato con el balón. Donde ya había un gran nivel era en los mayores porque sabían jugar al fútbol y practicaban este deporte con cierto rigor.

Estando yo en Segundo se organizó un torneo interno de baloncesto que se jugaba los sábados/domingos por la mañana. Los equipos estaban compuestos por alumnos de los cursos pequeños, hasta tercero o cuarto. Algunos compañeros de los cursos mayores eran los responsables/encargados de cada equipo. Creo recordar que nuestro mánager era Manuel Nadal de Cogollos Vega y alguno de los jugadores éramos: Antonio Robles, Paco Corpas, Juan José, algunos más y yo. El deporte nos mantenía activos y con la práctica deportiva hacía que nos gustase. Recuerdo al compañero Adrián Hidalgo Guisado de Villanueva del Duque (Córdoba), que en el patio de los pequeños, tirase desde donde tirase, siempre encestaba en la canasta.

Donde mayormente me quiero centrar en este escrito es en el equipo de balonmano del Seminario entrenado por el Padre Juventino que, junto a los responsables de deportes de cada una de las Congregaciones religiosas de Antequera (Carmelitas, Salesianos, Hermanos de La Salle, Instituto, Capuchinos, etc) crearon una Liga de Balonmano Local que fue el germen del auge del balonmano en Antequera y del Club Balonmano Antequera que ha llegado a militar en la División de Honor del balonmano español. Sin duda alguna, todas estas personas fueron los auténticos precursores del balonmano en Antequera y el mérito hay que reconocérselo en su justa medida.DEPORTES 10 001

El Padre Juventino, con el consentimiento y aprobación de sus superiores, entrenó y dirigió al equipo “San Francisco de Asís ” mientras éste fue profesor en el Seminario. Lo dirigió con tal acierto que todos los años, nuestro equipo fue Campeón de Antequera. Recuerdo duros enfrentamientos contra el Instituto, Hermanos de La Salle, Carmelitas, etc. En un descampado que había enfrente de la Plaza de Toros se habilitaba un terreno para practicar el balonmano y allí se dirimían los enfrentamientos. Hay por ahí fotos que dan testimonio de estos grandes enfrentamientos. Por este formidable equipo pasaron: Antonio García Rubio, Gabriel Durán, Luís Rodríguez Vílches, José Antonio Fernández López (“Mega”), José Miguel Luque Campozo, Juan José Valverde, Juan Rayo, Pedro Oliva Trisac, Jesús Padilla González, Silvestre Molina Delgado (la figura del equipo). fraile antequera057Cuando el Padre Juventino dejó el Seminario por traslado a Melilla, se hizo cargo del equipo el Padre José Luís Domínguez de Cabeza de Vaca, que siguió cosechando triunfos importantes para el equipo del Seminario. Los componentes del equipo fueron: “Piri”, Ruano, Perea, Angel Galán, Rufino Domínguez, Francisco Gámez, Parejo, Antonio Cuesta Hurtado, Antonio Abril Murciano, Rogelio Chacón Mora, etc. Se hizo una Selección de Antequera y fueron a competir a Ávila entre los que estaban varios del equipo de Capuchinos, contando con el concurso de Silvestre Molina que ya no estaba en Antequera. Hicieron un honroso papel ante conjuntos muy cualificados como Atlco. de Madrid, Vallehermoso, etc. deportes BALON MANO

También el Padre Juventino preparó un equipo de balonvolea para representar a Antequera formado exclusivamente por compañeros del Seminario, entre los que me encontraba yo. Quedamos subcampeones de Málaga, siendo derrotados por el equipo de El Palo que se alzó como campeón. Yo no llegué a debutar pero los compañeros supieron competir con una gran garra y dignidad.

Con este escrito quiero rendir un sencillo homenaje y nuestra gratitud a los Padres Juventino y José Luís y a todos los compañeros que pusieron el listón y el nombre del Seminario Seráfico en lo más alto.

José Manuel Chacón Mora de Níjar.

Esta entrada fue publicada en Anecdotario, Artículos. Guarda el enlace permanente.

8 Respuestas a El deporte en el Seminario

  1. José Fernández dijo:

    Ante los muchos recuerdos que suscitan el espléndido artículo de José Manuel y los comentarios adjuntos, quisiera aprovechar la ocasión para hacer mención de algunos compañeros, que durante mi estancia en el Seminario (años 57 a 61) , en lo deportivo brillaban con luz propia. Empezaré por el P. Eugenio de Sevilla que cuando jugábamos al fútbol en el Maulí, con el hábito remangado y su larga barba, se desplazaba con el balón por la banda a una velocidad inaudita. El compañero Antonio Espinosa de Tocina que, también jugando a fútbol, hacía unos regates y metía los goles que eran auténtica maravilla. Nicolás de Alcolea que en balonvolea realizaba unos remates que resultaban impresionantes. En balonmano, José Dobladez de Madrid dominaba la pelota y metía los goles con una facilidad asombrosa. En el ping-pong Antonio Morejón de las Minas era todo un campeón. Y por último y para no cansaros, tengo un recuerdo especial para el compañero fallecido Hermenegildo de Santa Eufemia, que ganó los 100 metros “lisos” en la explanada de la Inmaculada. Con un abrazo fraternal, José Fernández.

  2. José Manuel Chacón Mora dijo:

    Gracias a todos vosotros por esas cariñosas palabras llenas de aliento y ánimo que tanto me estimulan a seguir escribiendo sobre nuestros recuerdos y vivencias de nuestro querido Seminario Seráfico de Antequera.
    Obviamente en mi escrito me he centrado en mis años de estancia en el Seminario y he hecho alguna referencia a años posteriores cuando ya no me encontraba en Antequera. Para ello, he acudido a Silvestre Molina y a mi hermano Rogelio que me han ayudado e informado ampliamente acerca de este tema.
    Un lapsus imperdonable por mi parte no porque no me haya acordado de ellos sino porque a la hora de escribir el artículo “se me fue la olla un poco “. ¡ Cómo no acordarme de lo buen deportista y excelente persona como Alfonso de Antequera,(el mejor portero de la historia del Seminario), Bróculi,Gabriel de Córdoba,Eugenio de Sevilla,Rafael de Puente Genil, Antonio de Trigueros, Juan Neva de Sanlúcar,Manolo Pontes de El Viso, José Acedo de Las Mellizas,Manolo Poyato de Zuheros, Felipe Granados de El Viso, Antonio Galván de El Chorro, Miguel Tomás de Cogollos Vega, Julio Luzón y Francisco Luzón de Cogollos Vega, Manuel de Sanlúcar, Manuel Rodríguez de Sevilla, Manuel de Sevilla, Juan Manuel Ayala de Mérida, Alfonso Ramírez de El Viso, Antonio de Cogollos Vega,(el Bendito ), Rafael Castellano de Córdoba, José López de Cogollos Vega, Antonio Robles de Cogollos Vega, Avelino Cardador de Villaviciosa, Antonio Granados de El Viso, Baldomero Maya de Santander, Raimundo Suárez Mora de Ardales, Antonio de Salobreña, Bobadilla, Antonio Bravo de Luque, Antonio Jiménez de Cogollos Vega, José Carnero de Córdoba, Miguel Vallecillo de Tetuán,Antonio Gámez de Iznalloz,Jesús de Antequera,Francisco Corpas de Cogollos Vega,Adrián Hidalgo Guisado de Villanueva del Duque,Joaquín de Granada, Luís Rodríguez de Sevilla,Francisco de Dúrcal,etc,
    Tampoco se me pueden olvidar José María de Otura y José Dobladez, ( que se ponía a hacer el Cristo en las anillas que instaló en la huerta).
    Quiero también hacer mención al saltómetro que montamos en la huerta junto con un foso de arena para los saltos. La explanada frente al Seminario junto a la Purísima también fue escenario de prácticas deportivas, ( tablas de gimnasia,partidos de balonmano y minifútbol en algunos recreos ).
    Muchas gracias a Antonio Granados por el magnífico reportaje gráfico que acompaña al escrito. Un fuerte abrazo para todos.
    José Manuel Chacón Mora de Níjar.

  3. Ildefonso dijo:

    Gracias, amigo Chacón, por tu detallado artículo sobre la trayectoria deportiva de nuestros años antequeranos, de los que yo conocí los primeros pasos, pero que luego fuísteis dando grandes zancadas a nivel provincial.
    Puedo comentarte, con respecto a la primera foto, que corresponde al verano del 56. Creo que fue en el mes de Agosto y retrata el momento histórico de la despedida del Colegio para disfrutar, por primera vez, de un mes de vacaciones con nuestras familias, decisión que fue tomada por el P. Faustino en su primer año como Director pues con anterioridad no se salía de Antequera durante los cinco años de Humanidades. En esa foto están con hábito el P. Eugenio, Vicedirector, y Agustín de Antequera, un compañero de mi curso pero algo mayor de edad. Entre los restantes de esa “patulea” que brinca por una pelota de trapo debo encontrarme yo mismo, pues fue el día en que los de Córdoba y provincia nos poníamos ropa para emprender el viaje a nuestras casas.
    Con respecto a lo de las visitas a Aguirre, efectivamente, era un gran colegio salesiano que nos dejaba maravillados a nosotros por la amplitud de sus instalaciones, aulas, patios, deportes, etc. Ese colegio sigue abierto en la actualidad y dedicado a la enseñanza concertada.
    Un abrazo

  4. JUAN LUIS TORRES BARRERA dijo:

    ALGO MAS DE DEPORTE Como mi buen amigo José Manuel Chacón,magistralmente además, nos ha dado una extensa explicación de los distintos deportes,que en su época practicaban, en nuestro querido colegio de Antequera,me voy a permitir aportar algunas de nuestras vivencias deportivas y recreativas,claro que más escasas,ya que hablamos de la segunda parte de la década de los cincuenta.
    Comenzamos por los recreos, que nos repartíamos en los dos patios;el de la alberca-piscina donde el balón volea se llevaba la palma y que tenía la salida a la huerta del convento,a la derecha y al otro lado la zapatería de nuestro entrañable Fray Casimiro,que estará en la gloria que siempre mereció.
    En el patio de las columnas,incluso con la fuente de la Inmaculada en medio,jugábamos al baloncesto y entre las columnas,en la pared que daba a nuestro refectorio,la mesa de pinpon más utilizada de ,por lo menos de Andalucía y quizás más.
    El balonmano y el fútbol,al no disponer de mucho espacio,lo practicábamos en el patio mayor,excepto los jueves,que en contadas ocasiones,que para nosotros era una fiesta,íbamos al Maulí,campo del Antequerano;pero nada de césped,albero o tierra pura y dura que lijaba las rodillas como si fuera hormigón basto;los jueves de paseo,bien a la cañada,la magdalena o la fuente de Málaga(nacimiento de la villa,después),cuando nos cogía el P. Patricio,teníamos agujetas varios días,por el ritmo que imponía en la marcha.
    Ah,respecto al fútbol,se me olvidaba comentaros,que los sábados el P. Director,nos daba la nota de conducta y si cateábamos,adiós visita al Maulí y directos al salón de estudios,pero a estudiar,bajo la vigilancia de Fray Casimiro,que no consentía ni el más mínimo desliz.
    Resulta que se me olvidaba,lo que ha dado motivo a escribir estas líneas y es que en la foto que inserta el amigo José Manuel en el pantano del Chorro,estoy junto a otros compañeros,el cuarto de izquierda a derecha,arriba,soy yo y el primero,sentado en la baranda, era un magnífico futbolista(Bróculi)) y el de mi izquierda,el portero del equipo de balonmano(José de Moguer) del colegio.
    Bien,por hoy se acabó la tinta,pero nunca se me agotará el agradecimiento a mis queridos capuchinos,que como siempre digo,besaré la senda por donde ellos pisen. Un abrazo de vuestro compañero y amigo:JUAN L. TORRES

  5. José Fernández dijo:

    Amigo José Manuel Chacón, gracias por tu excelente relato gráfico sobre tus recuerdos deportivos que se desarrollaban dentro y fuera del Seminario; también por “volver a vivir” aquellas excursiones o paseos que, en plena naturaleza por los campos y montes, todos disfrutábamos por aquellos lugares antequeranos. Gracias, por no ceder al desánimo a la hora de escribir tus interesantes artículos que hacen referencia a los felices años de nuestra niñez y juventud, donde recibíamos la formación entre libros, deportes y oraciones, guiados por nuestros estimados e inolvidables profesores y hermanos, en aquel querido Colegio Seráfico. Con un fraternal abrazo, José Fernández.

  6. Francisco Corpas Abril dijo:

    Amigo José Manuel ¡vaya memorión¡. Y yo que presumía para mi de mi archivo de recuerdos. Un poco más y nos das las alineaciones completas de los contendientes y resultado de cada partido.
    Como bien dices se trata de “volver a vivir, recordando”. Puedes declarar que en mí, y en muchos amigos y compañeros lo has conseguido, así puedes decir con satisfacción: ¡Misión cumplida¡
    No es solo la satisfacción del recuerdo que no es poco, sino las vivencias que estos recuerdos te hacen rememorar, todas ellas bonitas, sanas y propias de chiquillos afortunados. La verdad es que al menos en mi caso, creo que en la mayoría de ellos, la humildad de nuestro origen, por no hablar de la situación económica general de la España de aquellos tiempos, nos tenía acostumbrados a pocos caprichos por lo que el mimo, la entrega y el esfuerzo de cuantos se dedicaban a nuestra educación y cuidado conseguía hacernos felices con los más sencillos detalles.
    No voy a perder esta ocasión como en todas las pocas veces que he hecho uso de este espacio, de agradecerlo a los que aún nos encontramos en este mundo al tiempo que como creyente hago el reenvío virtual a los que nos precedieron en su encuentro con Maestro.
    Un fuerte abrazo a todos.

  7. Baldomero Maya Rincón dijo:

    Agradezco este,escrito y cuanto expresas.Yo también jugaba como extremo derecha en balón mano y aparezco en esa foto. Formabanos un buen equipo y yo vivía mucha,admiración por mis compañeros y por el ánimo que nos llegaba de todo el colegio cuando jugábamos.Un abrazo.

  8. Baldomero Maya Rincón dijo:

    Gracias José Manuel por ese artículo.Si ves en la,foto en la,que quedamos,subcampeones,también estoy,aunque no me hayas,reconocido.Yo era el zurdo para,lanzar,el balón y jugaba de extremo .
    Te agradezco que rememores aquellos tiempos,que parecen fueron ayer de tanta actividad deportiva y tantos recuerdos de compañerismo y aprendizajes a través del deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *