La vida intramuros del papa Francisco

Siete años después de llegar al Vaticano, el Pontífice mantiene viejos hábitos, apenas sale de su residencia, no veranea, usa pequeños coches y poca escolta.

Hace siete años un argentino acudía a un céntrico hospedaje de Roma para pagar la cuenta. En la recepción no daban crédito. Tenían ante sí al rostro que aparecía constantemente en la televisión: Jorge Mario Bergoglio, el recién elegido papa Francisco. Pese a que el establecimiento era propiedad de la Santa Sede, es decir, suyo, el nuevo pontífice había decidido acudir en persona a saldar la cuenta por la estancia de los días del cónclave y a retirar el equipaje que había dejado en la habitación. Sus acompañantes y los guardaespaldas se quedaron también atónitos. Era el preludio de un estilo inédito en la Iglesia, una pista clara de que había llegado para cambiarla o, al menos, intentarlo.

Ese mismo día tenía una cita crucial con sus sastres personales para comenzar a preparar su hábito papal, pero decidió que el protocolo vaticano podía esperar. Su siguiente paso fue eliminar los clásicos zapatos rojos que simbolizaban el poder de los papas. También jubiló el trono papal dorado; saludó a los cardenales en su primer encuentro con un “hola” y un gesto con la mano; descartó el lujoso apartamento que le esperaba en el Palacio Apostólico y se mudó a una modesta residencia de sacerdotes dentro del Vaticano. Cada movimiento suyo llamaba tanto la atención de todos los públicos que Time lo proclamó Persona del año solo unos meses después de su nombramiento. “No ha cambiado la letra, pero ha cambiado la música de la Iglesia Católica”, argumentó la revista.

Desde que entró en la Capilla Sixtina como cardenal Bergoglio y salió como papa Francisco tuvo claro que atrás quedaban los paseos y los trayectos en bus o en el subte (metro) por Buenos Aires, las visitas a las villas miseria o los encuentros con los cartoneros. En este tiempo, el peso y la rigidez del papado han calado en su espontaneidad. Ya no sale solo de los muros Vaticanos para comprar personalmente unas gafas en una óptica de Roma, como hizo en una ocasión; ni tampoco conduce un viejo Renault cuatro latas por las calles del pequeño estado. Pero sigue sorprendiendo.

La última ocasión fue hace unos días, con unas declaraciones en un documental en las que apoya la creación de leyes que amparen las uniones civiles entre personas del mismo sexo. “Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia”, señaló. No es un respaldo al matrimonio homosexual, ni una renuncia a la convicción de que los actos sexuales entre personas del mismo sexo son pecado. Pero es el primer Pontífice que se expresa a favor de este asunto de un modo tan claro.

Francisco ha pasado la pandemia “enjaulado” dentro de los muros vaticanos, como él mismo ha dicho, sin viajes ni apenas grandes apariciones públicas. El contacto directo con los fieles es una necesidad para él, es uno de sus mayores símbolos y desempeña así su liderazgo espiritual. Después de seis meses de parón, retomó en septiembre sus audiencias generales de los miércoles y al inicio se le criticó por acercarse a saludar personalmente a los visitantes y por no llevar mascarilla. Hasta que la semana pasada renunció a aproximarse al público para evitar aglomeraciones y posibles contagios. “Disculpadme si hoy os saludo desde lejos pero creo que si todos como ciudadanos cumplimos las prescripciones de las autoridades, esto será una ayuda para acabar con esta pandemia”, dijo. Esta semana apareció por primera vez en público con mascarilla, en un encuentro religioso por la paz con otros líderes religiosos ancianos.

Desde su llegada marcó distancias con los modos regios de los anteriores papados. Dio carpetazo a los lujos pontificios por considerarlos un contrasentido y sigue viviendo de la misma forma austera que predicó desde el principio. Continúa viajando en pequeños utilitarios, con menos escoltas de lo que era habitual y tampoco se va de vacaciones, para disgusto de los comerciantes de la localidad de Castel Gandolfo, cercana a Roma y tradicional residencia veraniega de los Papas que solía ser un jugoso gancho turístico por ello. Bergoglio en julio rebaja el ritmo de su agenda, limita sus apariciones públicas y aprovecha para descansar, sin salir de su residencia Santa Marta, y hacer cosas para las que habitualmente no tiene tiempo, como escuchar música o leer.

El suyo está siendo un pontificado difícil, marcado por la gestión de los escándalos de pederastia en el seno de la Iglesia, por la corrupción en la curia, por las feroces oposiciones del sector más conservador del catolicismo, por la soledad del Papa. Y también por los reproches por la falta de resultados palpables de sus profundas reformas. Aunque como él mismo ha reconocido en alguna ocasión, su intención es “abrir procesos” irreversibles en la Iglesia que probablemente tendrá que completar ya su sucesor.

En este tiempo se ha distinguido por ser el papa ecologista que publicó su encíclica verde –Laudato si, la primera de la Iglesia sobre el cambio climático– al poco de estrenar el pontificado y que saludó a la joven activista sueca Greta Thunberg y la pidió que siguiera adelante con su lucha por el clima. También sigue siendo el papa de la calle, de la cercanía, de los abrazos, un “pastor con olor a oveja”, como suele describirlo; el papa de los puentes, que siempre que puede critica los muros, con alusiones nítidas a algunas políticas de Donald Trump. O el papa que vino del fin del mundo, como dijo en sus primeras palabras como pontífice, para sacudir y revitalizar una institución poco dada a los cambios y en la que la unidad habitual de medida es el siglo.

Lorena Pacho

ROMA – 2 de Noviembre 2020. Publicado en “El Pais”.

 

Publicado en Compartir... | Deja un comentario

Conmemoración de todos los difuntos de la ORDEN FRANCISCANA.

A semejanza de la Iglesia universal, la gran Familia franciscana festeja a todos sus difuntos el día 2 de noviembre. San Francisco y santa Clara mandan en sus correspondientes Reglas a sus hermanos y hermanas que oren por los difuntos. Este mandato, que es de aplicación constante, adquiere en esta fecha una dimensión litúrgica y universal: es el recuerdo orante de todos cuantos han seguido a Francisco y a Clara en cualquiera de sus ramas y formas.

Oración: Oh Dios, gloria de los fieles y vida de los justos; nosotros, los redimidos por la muerte y resurrección de tu Hijo, te pedimos que acojas con bondad a nuestros hermanos franciscanos y a nuestros parientes y bienhechores difuntos, y, pues creyeron en la futura resurrección, merezcan alcanzar los gozos de la eterna bienaventuranza. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado en Santoral Franciscano | Deja un comentario

Comunicado de la Asociación “Francisco de Asís”

Estimados compañeros.

Como es sabido, en España y concretamente en Andalucía, se siguen produciendo brotes alarmantes de  casos de COVID-19, por lo que la situación generada por  esta evolución, ha supuesto la adopción de medidas de contención extraordinarias por las autoridades de salud pública.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los asistentes a los encuentros de Antiguos Alumnos somos personas de alto riesgo, y siguiendo las recomendaciones de las autoridades competentes, como medida preventiva y ante la incertidumbre de la evolución del COVID-19,  os informamos que queda aplazado el XIV Encuentro de Antiguos Alumnos Capuchinos, previsto en Córdoba para este octubre, posponiendo dicho encuentro para el año 2021, sin fecha, del que os mantendremos debidamente informados.

La salud es lo esencial. Por tu salud y por la de los demás, debemos  cumplir las normas.

Espero que esta situación pase muy pronto y podamos vernos de nuevo para disfrutar de nuestros añorados recuerdos.

Muchas gracias por vuestra colaboración. Un abrazo

Antonio Sancho Pedreño

 

 

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Jornada de Oración por La Paz en el “Espíritu de Asís”

El 27 de octubre de 1986, invitados por el papa Juan Pablo II, acudieron a Asís los responsables y líderes de las grandes religiones del mundo, para participar en una «Jornada Mundial de Oración por la Paz». En su discurso de bienvenida el Papa les dijo: «Elegí esta ciudad de Asís como lugar para nuestra Jornada de oración por la paz, debido a lo que representa el Santo que aquí se venera, san Francisco, conocido y respetado por infinidad de personas en todo el mundo como un símbolo de paz, de conciliación y de fraternidad».

Desde entonces se han venido celebrando otras jornadas semejantes en diversas ciudades del mundo y los Ministros generales de la Familia franciscana establecieron que en sus fraternidades se conmemore aquel encuentro con celebraciones acordes con el «espíritu de Asís», como lo definió Juan Pablo II.

Publicado en Noticias, Santoral Franciscano | Deja un comentario

Entrevista al P. Alfonso Ramírez Peralbo, Vicepostulador

Queridos asociados:

Nuestro compañero Alfonso Jiménez nos remite el enlace de una entrevista realizada al P. Alfonso Ramírez Peralbo ( P. Alfonso de El Viso), actual Vicepostulador de las Beatificaciones y Canonizaciones de la provincia de España de los Hermanos Menores Capuchinos.

Es nuestro deseo compartirla con todos vosotros, y dar las gracias a nuestro compañero Alfonso Jiménez.

Publicado en Noticias | Deja un comentario

La enfermedad mental: el enemigo invisible

Este 10 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Salud Mental. El 27% de los adultos de la Unión Europea ha experimentado algún trastorno mental a lo largo de su vida

El otro día desayunaba con mi amigo Antonio. Me contaba con gran emoción la historia de una amiga que, como muchas otras personas, había perdido a su padre durante el confinamiento. En este caso, al ser ella médico, había tenido la gran suerte de poder despedirse de él, que llevaba enfermo muchos años, pues tenía alzhéimer. Cuando llegó a la habitación, el padre estaba intubado, por lo que no podía hablar, y tampoco podía abrir los ojos. Apenas le quedaban unos minutos de vida. Se acercó a su padre, le cogió la mano y le dijo: “Papá, soy yo, si puedes oírme, apriétame la mano”. El padre le apretó la mano y ella entonces le preguntó si estaba sufriendo, el padre no movió un ápice. Ella le preguntó si la quería y él apretó y volvió a apretar la mano hasta que no pudo más.

Como diría mi padre, los padres son padres hasta en el momento de su muerte.  A pesar del sufrimiento más que evidente, supo transmitirle calma y amor a su hija, que nunca olvidará la entereza con la que este ser tan querido se despidió de su vida. Dicen que la historia se sustenta en grandes batallas y que estas se ganan por pequeñas acciones. Sin duda, esta lo es.

Lo más extraordinario del caso es que el padre tenía Alzheimer  y que fue capaz de ganarle una batalla en el último momento por y para su hija. Los que de una manera u otra nos enfrentamos a la enfermedad mental sabemos lo complicado que es y el gran valor que tiene para los que le rodean. Mi hijo mayor no tiene alzhéimer, tiene otra enfermedad degenerativa que le ha hecho dejar de hablar, y ha perdido muchas otras cosas. Daría lo impagable porque volviera a mirarme y decirme “papá, te quiero” como cuando era pequeño. Por lo que puedo imaginarme la sensación que pudo tener la médico al sentir que su padre la reconocía y le decía “te quiero” por última vez, aunque fuera a través de un apretón de manos.

Vivimos momentos complicados, todos y cada uno de nosotros hemos tenido que enfrentarnos a una situación totalmente desconocida, nunca vivida por nuestra generación. En mayor o menor medida ha resultado ser un reto para todos nosotros saber mantener la calma y aprender a vivir con serenidad lo que nos acontecía. Lo que puede ayudar a que, por primera vez, un mayor número de personas entiendan y se conciencien del sufrimiento que viven las personas con enfermedades mentales, que les hacen vivir todos los días de su vida en una pandemia.

Esta incertidumbre del presente y del futuro para muchas personas se convierte en una serpiente que las envuelve y aprieta hasta que acaba asfixiándolas. Saber desprenderse de esa serpiente y disfrutar de nuevo de la vida puede resultar una tarea imposible.

Este sábado 10 de octubre, se conmemora a nivel mundial el Día de la Salud Mental.  En España, un 10% de la población mayor de 15 años declara tener algún problema de salud mental (Encuesta Nacional de Salud 2017) y el 27% de los adultos de la UE han experimentado algún trastorno mental a lo largo de su vida (OMS, 2017).

Este año más que nunca debemos darnos cuenta de la importancia que tiene para todos cuidar esa salud mental, que es la más importante de todas, y concienciarnos del sufrimiento ajeno para que ello derive en recursos y políticas más acordes para ayudar en la lucha en la que se ven inmersas estas personas y sus familiares.

La mente controla el funcionamiento de nuestro cuerpo. A través de ella disfrutamos de las cosas pequeñas y grandes de la vida. La mayor de nuestras aventuras, la imaginación, parte de ella y sin ella el sol deja de brillar. No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero en esta ocasión puede que, si perdemos la salud mental, ya sea demasiado tarde, incluso para darse cuenta de la pérdida.

Alvaro Villanueva

Publicado en “El Pais”, 10 Octubre 2020.

 

Publicado en Compartir... | Deja un comentario

De nuevo con vosotros

De nuevo tenemos la oportunidad de saludaros tras haber superado una nueva ola de pandemia informática que nadie sabe cómo ocurrió, pero que ha mantenido inactivo nuestro Blog desde mediados de Agosto hasta estas fechas de Octubre. Como recordaréis, retomamos el contacto durante el mes de Julio y parte de Agosto pero fue una mera ilusión porque de la noche al día, nuestro Blog “se vino abajo” y dejó de funcionar. Las vacaciones de los informáticos, junto a la saturación de trabajo de los pocos que estaban trabajando, hicieron que el arreglo de la página web se retrasara muy a pesar nuestro, viéndonos obligados ante la desatención sufrida a contactar con otra empresa especializada en alojamientos de página web y ésta es la que por fin nos ha puesto a punto la página web, para que a partir de hoy, día 10 de Octubre podamos disponer de nuestro Blog para toda clase de comunicaciones.

Pediros perdón de nuevo por si os habéis sentido abandonados y ausentes de noticias. Os podemos asegurar que la redacción lo ha pasado bastante mal por la impotencia de depender de técnicos informáticos que no han sabido responder de manera eficaz a nuestras exigencias y necesidades y a lo que creemos que era su obligación. Quizás comprendáis el “cierre por obras” virtual que hemos tenido sobre la página web. Cierre que ni siquiera tuvimos ocasión de anunciar, porque la página web se corta de pronto y no permite alojar ninguna noticia más.

Os queremos invitar a participar como lo hicimos en su momento durante el reinicio del mes de Julio. Por eso os transcribimos el mismo mensaje: “volveros a recordar que estáis invitados a participar en nuestro Blog con aportaciones literarias, artísticas, creativas o documentales que puedan ilustrarnos, formarnos y/o enriquecernos a todos los miembros de nuestra Asociación. Se me ocurre un tema de actualidad, nada original, pero que nos daría una idea de: “ cómo lo hemos afrontado hasta ahora o cómo lo han pasado gente de nuestro entorno durante esta pandemia que todavía persiste”. Para ello basta con mandar dicho material a la siguiente dirección de correo electrónico: alumnosseraficos@gmail.com y la redacción se encargará de contactar con el remitente y publicarlo en las condiciones debidas.

Recibid un abrazo de PAZ y BIEN. Cuidaos mucho ante este nuevo rebrote de la pandemia. Nos alegramos de estar de nuevo en danza.

La Redacción

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Aprobación de la Regla de Santa Clara

La Regla redactada o dictada por santa Clara en persona, la suya propia, fue aprobada primero por el cardenal Rainaldo en septiembre de 1252 y confirmada luego solemnemente por Inocencio IV el 9 de agosto de 1253, dos días antes de la muerte de la Santa. Poco antes el Papa había ido a visitarla. Cuando el día 10 un hermano menor llevó a Clara la bula papal, la santa, tomándola reverentemente, se la llevó a los labios para besarla. Al día siguiente murió Clara y el pergamino pontificio se depositó en uno de los pliegues de su manto, donde permaneció ignorado hasta que casualmente se descubrió en 1893.

– Oración: Oh Dios, que infundiste en santa Clara un profundo amor a la pobreza evangélica, concédenos, por su intercesión, que, siguiendo a Cristo en la pobreza de espíritu, merezcamos llegar a contemplarte en tu reino. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado en Santoral Franciscano | Deja un comentario

Muere el obispo Casaldáliga

referencia en la lucha por los derechos humanos y contra la dictadura brasileña 

El ‘obispo del pueblo’, de 92 años, vivía en Brasil desde 1968 y trabajaba por los derechos de los campesinos sin tierra y los indígenas.

Para sus admiradores era el obispo del pueblo. Para sus enemigos, el obispo rojo. Nadie se quedaba indiferente ante la figura de Pedro Casaldáliga, el obispo emérito de la diócesis católica de São Félix do Araguaia, en el Estado de Mato Grosso, donde dedicó su vida en la lucha por los derechos de los pueblos campesinos e indígenas de la Amazonía brasileña. El líder religioso ha muerto este sábado, 8 de agosto, tras haber sido hospitalizado por problemas respiratorios. Tenía 92 años y sufría de Parkinson desde hace unos años, por lo cual vivía recluido. Sus apariciones públicas eran cada vez más raras debido a las crecientes dificultades en hablar y en la coordinación motora.

Hijo de campesinos de la localidad catalana de Balsareny, claretiano y ordenado sacerdote en 1952 en España, Pere Casaldàliga (su nombre en catalán) llegó a Brasil como misionero en 1968. Huía entonces de la España franquista, pero aterrizó en un país que empezaba a vivir los años más duros de su dictadura militar (1964-1985). Se instaló en São Félix do Araguaia, donde en 1971 fue nombrado el primer obispo de la diócesis local. Su primera carta pastoral, Una iglesia amazónica en conflicto con el latifundio y la marginación social, establecería el tono de su trabajo en las décadas siguientes.

Casaldáliga siempre defendió que la Iglesia católica tuviera un fuerte papel social, convirtiéndose en uno de los iconos de la Teología de la Liberación. Su casa — pequeña, rural y pobre— era la sede de su diócesis. Tampoco vestía la tradicional sotana usada por los sacerdotes. Prefería los pantalones vaqueros y las chanclas, como el pueblo. Con ese estilo espartano, se enfrentó con la dictadura militar y también con el sector más conservador de la Iglesia católica. Nunca volvió a su tierra natal. Temía que los militares brasileños le detuvieran en su regreso al país que había elegido como suyo.

En Brasil dedicó su vida a los más pobres y vulnerables, sobre todo los campesinos sin tierra y los pueblos indígenas que habitan la Amazonía. Los poderosos terratenientes locales le amenazaron de muerte en numerosas ocasiones. En octubre de 1976, después de un encuentro de líderes locales y religiosos involucrados en la lucha indígena, sufrió un atentado que resultó en el asesinato del sacerdote João Bosco Burnier. Casaldáliga estaba a su lado.

Pero ni la persecución de la dictadura ni el enfado del Vaticano, sobre todo a partir del papado de Juan Pablo II (1978-2005), le desanimaron a impulsar decenas de movimientos sociales en Latinoamérica. Casaldáliga es uno de los fundadores del Consejo Indigenista Misionero (CIMI)  y de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), dos de las más importantes entidades religiosas en Brasil. Ambas organizaciones jugaron un papel importante en la transición democrática y en la elaboración de la Constitución de 1988. La Carta Magna es considerada un hito de los derechos sociales e indígenas en el país.

Los conflictos con los sectores más poderosos no terminaron con el fin del régimen militar. Todo lo contrario. Algunos se han prolongado hasta los últimos años. En 2012, cuando tenía 84 años y ya se encontraba enfermo de Parkinson, el prelado se vió obligadoa dejar su casa en Sao Félix do Araguaia tras haber recibido amenazas de muerte por su defensa de los indígenas. Las autoridades brasileñas lo trasladaron a un lugar desconocido durante meses ante las amenazas de los colonos que ocupaban ilegalmente las tierras de los Xavante. Los tribunales brasileños estaban a punto de dar la razón al colectivo indígena en el contencioso que mantenían con los invasores, que a su vez incrementaron la violencia en la región.

Casaldáliga también pasó por cinco procesos de expulsión de la Iglesia. Nunca lo nombraron cardenal. En 2003, tras cumplir los 75 años, edad en la que los obispos deben poner la diócesis a disposición del Papa,retó a la institución religiosa una vez más. El Vaticano le relevó de inmediato e inició la búsqueda de un sucesor, exigiendo que el prelado abandonase la ciudad de São Felix antes de la llegada del nuevo obispo. “Si el obispo que me suceda desea seguir nuestro trabajo de entrega a los más pobres podría quedarme con él como sacerdote; de lo contrario buscaré otro lugar donde poder acabar mis días al lado de los más olvidados”, insistió entonces.

Casaldáliga siguió con su trabajo hasta enero de 2005, cuando Roma volvió a manifestarse. Finalmente habían conseguido un obispo para la diócesis. Una vez más se exigió que Casaldáliga abandonase la región. Y una vez más el prelado se negó. Se quedó trabajando, con su reemplazo y luego con el siguiente.

Felipe Betim

8 de Agosto de 2020. Diario “El Pais

“Al final del camino me dirán: -¿Has vivido? ¿Has amado? Y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres…” Pedro Casaldáliga acaba de llegar al final de ese camino que tantas veces dibujó en sus poemas. A sus 92 años, el obispo catalán, llamado por muchos el ‘profeta de la Amazonía’, ha fallecido a las 9,40 horas de Brasil, después de haber sido ingresado en una clínica de los claretianos en Batatais (Sao Paulo). 

Como él siempre quiso, su cuerpo será enterrado en Sao Felix do Araguaia, en el Matto Grosso, el lugar que nunca quiso dejar. Así lo anunciaba el provincial de los claretianos en Brasil, padre Marco: “Comunico a todos hermanos de la Congregación el fallecimiento de D. Pedro Casaldaliga”.

Una muerte anunciada después de que hace cinco días el religioso, uno de los inspiradores de la Teología de la Liberación, fuese trasladado desde el Amazonas a Sao Paulo para ser tratado de una neumonía asociada a un derrame pulmonar, del que no pudo salir. Hace unos días, incluso, el presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, publicaba un tweet, en el que subrayaba “Mi oración por el descanso eterno de Pere Casaldàliga, obispo de la prelatura territorial de São Félix do Araguaia. Mis condolencias a los familiares y amigos de este religioso catalán, hijo del Corazón de María. Descanse en paz”. Ahora, debe rescatarlo.

Casaldáliga, reconocido en Brasil por su intensa labor social y defensa de los más pobres, se le conoce como el “obispo del pueblo” por su defensa de los pueblos indígenas de la Amazonia y la lucha contra la violencia en el campo. El prelado catalán, que vivía en Brasil desde 1968, fue uno de los fundadores del Consejo Nacional Indígena del país. Su defensa de los pueblos originarios le costó en más de una ocasión sufrir amenazas de muerte. Pero Casaldáliga jamás abandonó la Amazonía. 

Sólo, en dos ocasiones. Una, cuando fue llamado por Juan Pablo II en 1988, en los momentos más duros para la Teología de la Liberación, y ahora, para morir lejos de su tierra, donde volverá para ser enterrado junto a los indios. En aquella ocasión, en Roma, Casaldáliga dejó al Papa bien claro que “estoy dispuesto a dar mi vida en cualquier instante por Pedro, pero por el Vaticano es otra cosa”. Para él, lo importante eran los pobres.

Si Wojtyla no lo entendió, sí lo hicieron otros dos papas, Pablo VI y Francisco. El primero fue claro al recibir las primeras denuncias contra Casaldáliga: “Quien ataca a Pedro, ataca a Pablo”. El segundo, utilizando sus enseñanzas para escribir la magnífica encíclica Laudato Sí, de cuya publicación acaban de cumplirse cinco años. Sin Pedro Casaldáliga, afirman en el Vaticano, no podía haberse escrito la primera encíclica ‘verde’, en la que se alerta de los peligros de la deforestación y se defiende a los pueblos originarios. Tras Laudato Si, vino el Sínodo de la Amazonía. De hecho, Bergoglio consultó al prelado claretiano durante la redacción de texto. 

“Francisco está desmantelando el aparato burocrático eclesiástico”, aseguraba en su día Pedro Casaldáliga, quien veía en Francisco una posibilidad para hacer realidad “la Iglesia de los pobres”. “Los del Primer Mundo, si no trabajáis la solidaridad, no os vais a salvar, pese lo que os pese”, decía el obispo de la Amazonía, que en los próximos días, por fin, descansará “descalzo sobre la tierra roja”, junto a los suyos, los pueblos originarios.

Jesús Bastante.

8 de Agosto de 2020. Publicado en “el diario.es

Publicado en Noticias | Deja un comentario

San Lorenzo de Brindis

Nació en Brindis (Italia) el año 1559. Ingresó en la Orden de los Capuchinos y estudió en Padua. Fue una persona superdotada a quien Dios concedió cualidades intelectuales extraordinarias. Infatigable y elocuente predicador por varias naciones de Europa, docto profesor de sus hermanos, escritor erudito, ocupó, además, todos los cargos en su Orden, incluso el de Ministro general, y desempeñó graves y delicadas misiones diplomáticas por Europa.

De carácter sencillo y humilde, cumplió fielmente todas las misiones que se le encomendaron, como la defensa de la Iglesia ante los turcos que intentaban dominar Europa y la reconciliación de príncipes enfrentados.

En su vida de piedad se distinguió por la fervorosa celebración de la misa y por su filial devoción a la Virgen. Murió el 22 de julio de 1619 en Lisboa, adonde fue a tratar con Felipe III de la paz en Nápoles.

Por su conocimiento profundo de la Palabra de Dios, del que dejó testimonio en sus escritos y en los púlpitos, Juan XXIII le dio en 1959 el título de «Doctor Apostólico».

Oración: Oh Dios, que para gloria de tu nombre y salvación de las almas otorgaste a san Lorenzo de Brindis espíritu de consejo y fortaleza, concédenos llegar a conocer, con ese mismo espíritu, las cosas que debemos realizar y la gracia de llevarlas a la práctica después de conocerlas. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Publicado en Santoral Franciscano | Deja un comentario