Fray Miguel de Otura. Misiones (1ª Parte)

En el año 1785 el beato Diego José de Cádiz estuvo junto a su compañero de misiones en varias ciudades de Andalucía predicando en Sanlúcar, Jerez, Sevilla, Málaga y Huelva.

En el mes de octubre de 1786 emprendieron una larga expedición por Castilla, Aragón, Cataluña, Valencia y Murcia, haciendo su regreso por el reino de Granada, donde fue célebre la predicación del beato Diego en Motril. Hicieron el viaje a pie y les acompañaban un donado con su mulito donde llevaban los utensilios religiosos para las misiones.

El beato fray Diego iba escribiendo en su diario los pueblos del tránsito, las leguas andadas, los santuarios donde decían misa y el punto de reposo. En la noche del día 18 llegaron a Socuéllamos, lugar de la Mancha, y pidieron hospedaje al síndico de los capuchinos, quien les dio de cenar y habitaciones para dormir. Después que se retiraron los religiosos, sospechando el dueño de la casa que fuesen forajidos, trajo a unos hombres armados y se los llevaron a un mesón, dejándolos encerrados. A la mañana siguiente les abrieron la puerta, y ellos dando las gracias al mesonero, sin más, continuaron su ruta hacia Cuenca. Una vez llegados a esta ciudad, el señor obispo obligó al beato Diego que predicase una misión. Durante este tiempo el P. Fray Miguel de Otura sufrió una erisipela en una pierna y tuvo que volver al convento de Zaragoza a través de la serranía conquense. La afección le había tenido en cama desde primero de noviembre hasta Navidad. Mientras tanto el beato Diego realizó misiones en Albalate y Alcañiz.

Restablecido de sus dolencias  Fray Miguel de Otura y el beato Diego, emprendieron la misión de nuevo. En Caspe era tal el entusiasmo de las gentes por la misión, que salieron a despedirlos fuera del pueblo, en una clara mañana del 19 de enero de 1787.

José Fernández Morenilla.

Esta entrada fue publicada en Florecillas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fray Miguel de Otura. Misiones (1ª Parte)

  1. alumnosseraficos dijo:

    ” Amigo Ildefonso, te doy las gracias por tus amables palabras hacia estos datos biográficos sobre Fray Miguel de Otura. También quería agradecerte la información que me diste hace dos o tres años, sobre un fraile capuchino de Otura que llevó la imagen de la Divina Pastora desde Cádiz a Sevilla, donde permanece en la iglesia del convento. A partir de esa noticia, he procurado saber algo de la vida de mi paisano que vivió hace más de doscientos años. Un detalle que me ha sorprendido sobre aquellos años de la iglesia del convento, principios de 1800, es que albergaba grandes cuadros de Murillo, incluido el Jubileo de la Porciúncula, dos crucificados de Zurbarán y la imagen de la Divina Pastora. Cuánta maravilla de arte religioso entre las paredes de una pequeña iglesia. Un fraternal abrazo.” José Fernández Morenilla.

  2. alumnosseraficos dijo:

    Hay que agradecer a nuestro compañero seráfico José Fernández que haya rescatado del olvido la gran figura de su paisano el P. Miguel de Otura, que acompañó al beato Diego en tantos viajes de misiones capuchinas por toda España. Todo lo escrito va a ser muy interesante leer.
    Resulta curioso que el P. Miguel de Otura naciera el 29 de septiembre y que lo bautizaran con el nombre de Miguel Francisco. Parece que estaba predestinado a ser franciscano capuchino.

    Ildefonso de C

Responder a alumnosseraficos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *